¿Qué es un Calzador y por qué es tan importante usarlo?

¿Cuántas veces habrás visto la imagen de la portada y aún no sabes para qué sirve ese objeto semicurvo o bien sabes que es, pero no cómo usarlo correctamente? No hay problema, hoy, en byGINT, te explico qué es y cómo usar un calzador.


El calzador de zapatos es un elemento poco utilizado hoy día, pero la realidad es que es muy útil usarlo cada vez que nos ponemos un calzado cerrado, déjame contarte las razones por las cuales deberías empezar a usarlo y adoptarlo como un hábito.

¿QUÉ ES UN CALZADOR?


Un calzador de zapatos es un objeto fabricado en diferentes materiales como madera, plástico, o metal, que nos permite ingresar el pie en el zapato de una forma tal que nos resulte cómodo hacerlo, y que a la vez, no deteriore el material del cual está hecho el zapato.

Podemos encontrarlo también en una amplia variedad de medidas, cortos y largos, por ejemplo vienen con un largo de 11, 15, 25, 45 centímetros por nombrar apenas algunas de las variantes más comunes.

Los calzadores tienen una forma especial y esto no es al azar, por el contrario, tiene una razón de ser. De un lado tiene una forma cóncava, es decir, acanalada y hundida, y por ende, en su dorso tienen una forma convexa, es decir, sobresaliente… ¿y por qué es esto?

CALZADOR DE ZAPATOS DE MUJER

¿QUÉ FUNCIÓN CUMPLE EL CALZADOR?

El calzador tiene esta forma ergonómica cuya función es que el talón del pie se deslice suavemente y sin esfuerzo sobre el lado cóncavo del calzador facilitando así el ingreso del pie al interior del calzado.

¿Para qué? Bueno justamente para no pisar, doblar, marcar, ni forzar innecesariamente el material rígido que se encuentra en la parte trasera del calzado.

Ese material rígido se llama contrafuerte, se coloca en un calzado cerrado durante el proceso del armado y va ubicado entre el cuero y el forro.

El contrafuerte se sitúa ahí para darle dureza, rigidez, contención y estructura a esa zona del calzado.

Por ende, si no usamos un calzador al momento de colocarnos los zapatos (y usamos los dedos o simplemente la fuerza) nuestro pie fricciona y deteriora ese material rígido, y si llega a estropearse, deformarse y ablandarse el contrafuerte directamente el calzado fracasa, ya que no te va a contener más el talón.

Y además como ya lo vengo repitiendo, un calzador sirve para facilitar la tarea a la hora de ponernos un zapato, sobre todo en personas mayores y/o con movilidad reducida por diferentes dolencias físicas.

Si la persona no se puede agachar para ponerse el calzado, entonces le sería muy útil un calzador y para este caso los más indicados son los más largos.

CONCLUSIONES SOBRE EL USO DEL CALZADOR

Ya repetí muchas veces los beneficios de usar un calzador, nos ayudan a calzarnos y evitan el deterioro del calzado.

Pero si no te resulta suficiente, pensalo así, si gastamos bastante dinero en un calzado…¿No merece la pena cuidarlo para que nos dure mucho tiempo? ¡Obvio que SÍ! Debemos cuidar y valorar lo nuestro.

Además, es un objeto práctico, cómodo, resistente (según el material) y no ocupa mucho espacio, ideal para tener siempre uno en nuestras casas.

Te propongo que adoptemos el uso de este valioso objeto, ya sea que seas hombre o mujer e independientemente de la edad, te aseguro que la vida útil de tus zapatos preferidos se va extender muchísimo.

¡Espero que les haya servido esta info y cualquier duda déjenme un comentario abajo! Ah y si estas buscando un calzador, no te olvides que tenemos un KIT DE CUIDADO DEL CALZADO que aparte de cepillos y cremas trae un excelente calzador.

Deja un comentario